La vida en tus manos.
¡Cuídala!

El lema de este año representa  una oportunidad de comprometernos con el cuidado de nuestro entorno, sensibilizarnos  hacia situaciones de necesidad, de acercarnos más a los otros y, de esta manera, acercarnos a Dios.

Los objetivos a alcanzar son:

  • Acoger, aceptar, escuchar y valorar la propia vida y la de los demás como don de Dios.
  • Cuidar, proteger y custodiar la creación desde acciones globales.
  • Crear redes de encuentro y acompañamiento que humanicen el diálogo.
  • Intervenir en acciones de transformación social.
  • Desarrollar actitudes y valores para la transformación ecosocial.